UNION SCOUT INDEPENDIENTES DEL PARAGUAY


 
   

Proyecto Educativo

   
 


 

 

Nuestra web..

Proyecto Educativo

¿ Qué Hacemos ?

Actividades USIP

II Jamboree Mundial

Carta del Jefe Seattle

Un Sueño

 


     
 

PRINCIPIOS FUNDAMENTALES

 

El movimiento scout busca desarrollar en los jóvenes sus capacidades en todos los ámbitos, individuales y sociales que afectan a niños y jóvenes con un objetivo bien preciso, educar a hombres y mujeres capaces de cambiar la realidad en que viven.

 

Somos un movimiento de educación no formal complementario a la familia y el colegio, que busca desarrollar en los jóvenes, la capacidad de pensar y la formación de actitudes antes que la adquisición de conocimientos y habilidades especificas.

 

La USIP, plantea como requerimiento sustantivo una formación basada en principios éticos que permiten a niños y jóvenes desarrollarse como personas libres, solidarias, responsables y con conciencia de su propia dignidad como individuo de derecho y cambio.

 

El sistema que proponemos tiene como objetivo forjar en los niños y jóvenes una sólida disciplina moral, con una autentica vivencia del amor, de la tolerancia, de la verdad, de la justicia, del amor hacia la naturaleza, respeto a la vida y la sobriedad como persona, social y a la trascendencia personal.  En donde compartir con otros los frutos de una libertad que humaniza y se abre a las exigencias del bien común.

 

Estos profundos principios, en que están solventados los pilares básicos de nuestra organización, y que los encontramos descritos en nuestra educación, filosofía y pensamiento occidental.

 

Por ello es que nuestra organización suma ha esta gran labor educativa y humanizadora de nuestra sociedad.

 

 

CONCEPCIÓN DE LA UNION DE SCOUTS INDEPENDENTES DE PARAGUAY

 

Si bien es cierto que la labor educativa es tarea principal tanto de padres como el colegio, el grupo scout viene a formar parte de un complemento educativo, o sea, un correlacionado con los anteriormente nombrados, basado en la relación de la adquisición de destrezas, habilidades (técnicas) y formación valorica. 

 

Por lo que los niños y jóvenes que ingresan al grupo scout viven una etapa crucial para su proceso evolutivo, porque el grupo scout constituye para ellos una nueva instancia de desarrollo personal.

 

Teniendo en cuenta que el desarrollo evolutivo de un joven y un niño depende de la cantidad de interacción que el sujeto experimente con su entorno material, social, afectivo, cultural, espiritual.

 

 

OBJETIVOS DE LA UNION DE SCOUTS INDEPENDIENTES DE AMERICA


 

Los objetivos contribuyen a orientar y fortalecer la formación ética y moral de los integrantes del grupo.

 


ÁREAS DE FORMACIÓN ÉTICA


1.    Respetar y valorar ideas y creencias distintas a las propias, y reconocer el dialogo como fuente de humanización, de superación, de diferencias y de aproximación a la verdad.

 

2.    Reconocer, respetar y defender los derechos esenciales de todas las personas sin distinción de sexo, edad, condición física, étnica, religión y situación económica.

 

3.    Respeto por la justicia, la verdad, los derechos humanos y el bien común.

 

 

ÁREAS DE FORMACIÓN DE LA PERSONA Y SU ENTORNO


1.   Proteger el medio natural y promover sus recursos en bien del desarrollo humano.

 

2.   Participar responsablemente en las actividades de la comunidad con carácter democrático.

 

3.   Desarrollar la iniciativa personal, el trabajo en equipo y espíritu cooperador y emprendedor.

 

4.   Reconocer la importancia del trabajo como forma de contribuir al bien común, al desarrollo social y al crecimiento personal.

 

 

ÁREA DEL DESARROLLO FÍSICO

 

El desarrollo de las habilidades motoras es decir, aquellos movimientos inherentes a la naturaleza humana que se desarrollan con la madurez del ser humano y se perfeccionan con la practica: como caminar, correr, saltar, trepar y otros.  Se considera a la experiencia motriz exitosa.  Con esto se contribuye fuertemente a una autoestima positiva y a una mejor relación con el medio.

 

1.    Identificar el cuerpo humano y sus movimientos naturales.

2.    Valorar el cuidado del cuerpo, la higiene personal y ambiental

3.    Conocer, practicar deportes y respetar sus reglas

 

ÁREAS DE EXPRESIÓN ARTÍSTICA


     Las artes ofrecen un modo único y original de expresión con códigos que le son propios, la expresión artística contribuye al desarrollo equilibrado de lo emocional y lo intelectual.

 

1.    Desarrollar la capacidad de expresarse artísticamente mediante la exploración de diversas formas ya sean plásticas y musicales.

2.    Desarrollar la percepción estética del entorno.

 

 

AREAS DE LA FORMACIÓN CIVICA


1.    Identificar y valorar símbolos patrios.

2.    Reconocer y valorar efemérides más relevantes de la historia nacional.

 

 

 

USO DE LA METODOLOGÍA

 

 El juego es un elemento sustancial del grupo scout, el lenguaje corporal como medio de expresión y de comunicación que complementa el lenguaje verbal, y posibilita un mayor conocimiento de  si mismo.

 

La creatividad permite al ser humano dar múltiples respuestas a los problemas de la vida cotidiana.

 

Las metodologías cruzadas para el logro de los objetivos propuestos por el grupo scout, se basan principalmente en:

 

1.   Tareas exploratorias: aquellos en que los niños y jóvenes exploran objetos y lugares establecidos previamente por el grupo scout.

2.   Tareas guiadas: aquellas que los niños y jóvenes resuelven problemas planteados por los dirigentes scout.

3.   Trabajos por equipos:   el tipo de actividad donde el grupo scout se divide en pequeños equipos y en que cada uno participa en una tarea en un tiempo determinado.

4.   Juegos de expresión: los participantes eligen y ejecutan en cierto tiempo sus roles en un tema planteado con normas preestablecidas.

5.   Juegos cooperativos: son las actividades en las cuales se buscan soluciones adecuadas, por un problema común al grupo o subgrupo mediante el trabajo colectivo.

 

 

 

PROCEDIMIENTOS EVALUATIVOS

  La meta  es que todo niño y joven adquiera un desarrollo evolutivo de manera exitosa en un medio para tomar las medidas necesarias, es un medio que se ajusta a través de la observación.

 

1. Observación y evaluación directa de los dirigentes scout.

2. Entrevistas individuales con los Scout.

3. Auto evaluación por ejemplo;

·         ¿Cuáles fueron las dificultades mayores?

·         ¿Qué les ayudo a superar esas dificultades?

 

4.   Aplicación de procedimientos de medición cualitativos y cuantitativos de cada área para superar cada una de las progresiones en que se encuentre el niño o joven

 

 

LOS SCOUTS EN EL MUNDO DE HOY

 

Somos un movimiento de jóvenes, niños y adultos comprometidos en forma libre y volunta­ria.

 

Somos un movimiento de educación no formal, complementario de la familia y la escuela, que busca desarrollar en los jóvenes la capacidad de pensar y la formación de actitudes, antes que la adquisición de conocimientos o habilidades espe­cificas.

 

Queremos el desarrollo de todo el hombre y de todos los hombres.

El hombre en la plenitud de su existencia. El hombre, hombre y mujer. El hombre de toda la humanidad y el hombre en su identidad singular y su cultura, sin distinción de origen, raza, clase o credo.

 

Somos un movimiento que camina en la búsqueda de Dios y que pide a sus miembros vivir auténticamente y dar testimonio de su fe personal.

 

Fomentamos en los jóvenes la lealtad a su país en armonía con la promoción de la paz a todo nivel. Inculcamos el amor a nuestra tierra y a nuestro pueblo sin hostilidades de clase o nación. Propiciamos la hermandad mundial y la coopera­ción internacional.

 

Creemos en la familia, raíz integradora de la comunidad y centro de una civilización basada en el amor, la verdad y la justicia. Por eso prepa­ramos para el amor, fuerza capaz de construir una familia formadora de personas, educadora de la fe y promotora del desarrollo.

 

Como movimiento educativo no nos invo­lucramos en la lucha por el poder político. Sin em­bargo, los principios del movimiento condicionan las opciones políticas personales de nuestros miembros; y la formación de ciudadanos respon­sables nos exige estar conscientes de las realidades políticas.


 

 

LOS DESAFÍOS PARA UNA VIDA MEJOR

 

 

LA RELACIÓN CONSIGO MISMO

 

Procuramos que los niños y los jóvenes aprendan a tomar opciones, a descubrir aquello en lo que quieran y puedan convertirse. Queremos que sean capaces de asumir responsabilidades, de luchar para hacer de sus vidas un proyecto y ser conscientes de su dignidad de hombre. Queremos ayudarles a ser ellos mismos y vivir por si mismos, siendo agentes de su propio desarrollo.

 

 

LA RELACIÓN CON LOS DEMÁS

 

Proponemos a los jóvenes que se realicen personalmente en una relación de servicio a los de­más. Este aprendizaje de la vida en sociedad educa el sentido del bien común, permite descubrir las dimensiones comunitarias y recrea las actitudes de solidaridad y democracia. El hombre que crece en el movimiento scout es un hombre de conciencia libre, respetuoso de la libertad de los demás, inte­resado por humanizar el mundo, construir la his­toria y crear una nueva sociedad participativa y fraterna.

 

LA RELACIÓN CON EL MUNDO MATERIAL

 

Para nuestro movimiento, fabricaci6n, creatividad e invención son medios de educación. El muchacho y la niña que inventan una solución a un problema concreto aprenden a vivir. El que crea un objeto y lo realiza con sus propias manos aprende a conocer la naturaleza exterior a él y aprende también a conocer su naturaleza de hombre capaz de transformar las cosas.

 

El joven que realiza esta experiencia sé libe­ra de una noción de destino o al menos, de una ac­titud conformista; y descubre la técnica como un medio al servicio del hombre.

 

 

EL REENCUENTRO CON LA ESPERANZA

 

Invitamos a los jóvenes a descubrir a Dios, adherir a principios y valores espirituales, ser fieles a la religión que los expresa y aceptar los de­beres que se desprenden de esta adhesión. Nuestro enfoque educativo ayuda a los jóvenes a trascen­der el mundo material e ir en busca del sentido y valor de la vida. Para alcanzar este crecimiento proponemos a los jóvenes que asuman un código de ética personal, expresado en una Ley y una Promesa, que destacan el honor, la confianza, la lealtad, el servicio, la generosidad, la alegría, la honestidad, el amor, posibilitándoles el reen­cuentro permanente con la esperanza.


 

 

EL MÉTODO QUE APLICAMOS

 

Para lograr nuestros objetivos recurrimos al método scout, que se define como un sistema de auto educación progresiva, y que constituye un to­do integrado en el que se combinan diversos ele­mentos.

 

LEY Y PROMESA

 

El elemento fundamental de este método es la invitación a los jóvenes a aceptar libremente la Ley y a entregar su Promesa, en que se expresan de manera comprensible los principios.

 

Así, Ley y Promesa no sólo formulan prin­cipios, sino que por su intermedio un joven es­tablece, voluntariamente, un estilo de vida, un compromiso personal hacia un código de conduc­ta determinado y acepta, ante un grupo de compa­ñeros, la responsabilidad de ser fiel a la palabra dada.

 

APRENDER HACIENDO

 

En armonía con nuestros conceptos bási­cos, otro elemento del método es la educación ac­tiva, en que el aprendizaje se hace a través de la observación, la experimentación y la actividad personal, permitiendo a los jóvenes realizar por si mismos, adquirir experiencias personales y de­sarrollar la creatividad.

 

SISTEMA DE EQUIPOS

   

Un tercer elemento clave es la pertenencia a pequeños grupos sociales. Estos grupos de iguales aceleran la socialización, identifican a sus miem­bros con los objetivos que le son propios, permi­ten el conocimiento profundo de otras personas y facilitan el aprecio mutuo, la libertad y esponta­neidad, creando una atmósfera o espacio educati­vo privilegiado para crecer y desarrollarse.

 

El pequeño grupo facilita igualmente el descubrimiento y aceptación de la responsabilidad y prepara para el autocontrol, colaborando en la formación del carácter, en la adquisición de habi­lidades y en la capacidad de participar, conocien­do sus derechos y deberes.

 

En este proceso, el educador adulto, man­teniéndose como tal, se incorpora alegremente a la vida juvenil, dando testimonio de los valores que el Movimiento propone y ayudando a descubrir y revelar, nunca ejerciendo control. Este estilo de presencia facilita el diálogo y la cooperación entre generaciones.

 

Así, la autoridad adulta existe como un ser­vicio para la libertad de los jóvenes.

 


PROGRAMA DE ACTIVIDADES PROGRESIVAS

 

El método scout se expresa finalmente en un programa de actividades progresivas, con el fin de satisfacer la necesidad de un desarrollo gradual y armónico de los jóvenes. Además, es estimulan­te y desafiante, con el objeto de atraer a aquellos a quienes se dirige.

 

El Programa es también una combinación equilibrada de actividades variadas, que se basan en los intereses y necesidades de los participantes.

 

Entre tales actividades destacan los juegos, las técnicas y habilidades prácticas, el servicio a la comunidad y su desarrollo, la vida al aire libre y la reflexión.

 

EL JUEGO EDUCATIVO

 

El juego y la aventura son los medios fun­damentales a través de los cuales el niño y el joven se relacionan con la comunidad. Desde el punto de vista educativo, les permite descubrir su propia identidad, introduciéndolos en el conocimiento de los demás y en la exploración del mundo.

 

LAS TÉCNICAS Y HABILIDADES PRÁCTICAS

La educación por la acción implica activi­dades y técnicas atrayentes que se aprenden ejecu­tándolas. Además de ser medios privilegiados de aprendizaje al permitir que el joven adquiera ex­periencias personales y desarrolle su creatividad, estas habilidades lo llevan a descubrir la realidad exterior, le dan a conocer sus propias afinidades y aptitudes, y lo inician en su vocación.

 

APRENDER SIRVIENDO

Los servicios a la comunidad y la participa­ción en su desarrollo son una expresión real de los principios del Movimiento y también una técnica educativa especifica.

 

Aprender sirviendo es una forma de cono­cimiento de sí mismo, de integración social efecti­va, de estimulación de la iniciativa y de asimila­ción de valores tales como la sobriedad de vida, la justicia, él respetó a los derechos de los demás y la solidaridad.

 

VIDA AL AIRE LIBRE

 

La vida al aire libre es el medio ideal para las actividades Scouts.

 

Por su intermedio el joven desarrolla y equilibra su cuerpo, su salud y sus capacidades fí­sicas, factores importantes para su futura calidad de vida.

 

Los desafíos de la naturaleza retornan al joven a los ritmos naturales y estimulan la creati­vidad, que la vida excesivamente organizada de las ciudades dificulta.         

 

Estos mismos desafíos crean vínculos po­derosos entre los miembros del grupo y posibilitan una comprensión profunda de la vida en sociedad.

 

La Naturaleza es un ámbito en que la libertad puede ser ejercida espontáneamente y una profun­da formadora de conceptos estéticos, al entregar un sentido natural de la belleza.

 

La naturaleza también juega un papel fun­damental en el desarrollo espiritual de los jóvenes. No como una forma de adoración o un sustituto de la religión, sino como un testimonio de crea­ción, un mensaje del Creador a través de su obra y una invitación a la co creación.

Este significativo valor de la naturaleza, confrontado con los daños que el hombre contemporáneo impone a su armonía, hace que el Movi­miento Scout defienda y promueva la integridad del mundo natural. Este concepto expresa la idea de conservación de la naturaleza y hace hincapié en que el espacio vital de la humanidad y de los or­ganismos vivos constituyen un todo ecológico, un sistema interdependiente, y que un perjuicio a cualquier parte de él se comunica al sistema completo.

 

VIDA DE REFLEXIÓN 

La reflexión personal y su puesta en común a través de las numerosas instancias de consejo que el método scout ofrece, son medios educativos propiciados y aplicados por el Movimiento.

Es una reflexión motivada por la acción, y que con posterioridad al análisis retorna a una acción corregida y profundizada. Sólo en esa medi­da las demás actividades del programa se traducen en crecimiento y estabilidad personal.


EL HOMBRE Y LA MUJER A QUE ASPIRAMOS

 

Aspiramos a que los jóvenes que han vivi­do en el Movimiento Scout, hagan siempre todo lo que de ellos dependa para ser:

 

Un hombre y una mujer rectos de corazón, limpios de pensamiento, auténticos en su actuar, leales, dignos de confianza.

Respetuosos del hombre, de la vida, del trabajo humano, alegres, que comparten con todos; leales a su país, constructores de la paz en armonía con todos los pueblos.

 

 

LÍDERES EN EL SERVICIO A LOS DEMÁS.

Integrados al desarrollo de la sociedad, que saben dirigir, obedecer, participar, consientes de sus derechos, también de sus deberes.

Fuertes de carácter, creativos, esperanzados, solidarios, emprendedores.

Amantes de la naturaleza, respetuosos de su integridad.

Guiados por valores espirituales, comprometidos con su ideal de vida, en búsqueda permanente de Dios y consecuentes con su fe.

 


 
 

 

 
Derechos Reservados USIP 2009.-